Torpes paellas


Photo by Rod Long on Unsplash

Hace no mucho era cuando te sentías necesaria, casi absorbida por tanta demanda familiar, con esos hijos tan pequeños y tan queridos que ocupaban cada minuto de tu existencia.

Hace no mucho que era un lujo poder comer una naranja sola en la cocina, disfrutar de algo tan sencillo, sin que nadie interrumpiera esa acción.

Hace no mucho que todas tus horas quedaban a disposición de esos churumbeles que te llenaban de alegría y se llevaban todo tu entusiasmo y energía.

Hace no mucho que, si tenías que ausentarte alguna tarde, tu llegada a casa era una fiesta y en cuanto sonaba la puerta abriéndose, tus hijos dejaban lo que estuvieran haciendo y corrían a tu encuentro para lanzarse a ti como cachorros humanos y terminabais todos por el suelo riendo.

Ahora han crecido y son personas adultas, bellas, inteligentes, cálidas… haciendo su vida.

Ahora lanzan el perfume al aire para dejarlo caer sobre sus hombros para algunas de sus salidas.

Ahora creen saber más que tú y seguramente sea así en muchas cosas, en casi todas… aunque no en todas.

Ahora ellos son cada vez más grandes y tú cada vez más pequeña.

Ahora ya no hay lectura compartida, ni juegos compartidos, ni películas compartidas… a no ser que te empeñes.

Ahora buscas alternativas; aspiras a mantener algo del fuego de entonces y buscas cómo hacerlo: las paellas. Entrenas cada fin de semana: un día con pescado, otro con carne… siempre fallando por algún ingrediente, por algún procedimiento y siempre volviendo a intentarlo

Ahora una sensación de ineptitud te acompaña en las conversaciones que inicias. “¿Qué?”, “Cómprate un sonotone”. Pero no es que no hayas oído sino que no acabas de descifrar esa pronunciación descuidada o esa expresión en inglés que han utilizado.

Ahora vives en la torpeza: es la torpeza necesaria para soltar las amarras, permitir el despliegue de sus alas y su vuelo.

Si quieres puedes hacer un comentario sobre lo que acabas de leer. También puedes compartir esta entrada con tus amigos y familiares. Estás invitad@ a formar parte de este blog. Sólo tienes que darle a “seguir” y el propio blog te avisará de las novedades. También puedes leer entradas antiguas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s