Los sillares de la fortaleza

Foto: Muros de Sacsayhuamán, (Perú) https://es.wikipedia.org Texto: Susana Aragón Fernández

Un día, un malestar,

otro día, una desgana,

otro, algo parecido al desinterés

otro día, el reto ya no es reto

las ganas ya no son ganas

el entusiasmo que se desvanece

sin un porqué

sin la menor explicación

Por la esquina pasa fugazmente una sombra

en la noche, un aldabonazo

un leve brillo fugaz ¿de una guadaña?

se clava en el alma

el peso del techo que se derrumba

cuando suena la palabra prohibida: cáncer

Y comienza la construcción de la fortaleza

los recios sillares de la protección

que apartan todo lo que sobra:

la distracción, el hablar de más, el tener que contar,

las buenas intenciones

los duros pedruscos que recogen y guardan el tesoro,

bello, desnudo, atravesado,

que guardan el calor de la hoguera,

que reservan la esperanza en medio de la tormenta,

entre las sombras

esos grandes bloques, fieles guardianes,

resistentes al dolor, al frío, a la soledad

La fortaleza para despedir al ser imprescindible

al amor de una vida,

a la chispa de la vida transmitida

verdes pinos, altas cumbres, tierra dulce

adiós dolorido, adiós

(In memoriam Santi)

Si quieres puedes hacer un comentario sobre lo que acabas de leer. También puedes compartir esta entrada con tus amigos y familiares. Estás invitad@ a formar parte de este blog. Sólo tienes que darle a “seguir” y el propio blog te avisará de las novedades. También puedes leer entradas antiguas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s