Un atasco urgente

catt-liu-1624

Fotografía: Catt Liu

Texto: Susana Aragón Fernández

Encuentras agua atascada en el fondo del lavavajillas. Buscas remedios por internet y agotas el bicarbonato y el vinagre que encuentras en casa en varios intentos de desatascar el aparato. Con paciencia y un cazo vas eliminando toda el agua del fondo. Nada, pues a fregar a mano. Mientras, la lavadora está funcionando y decide unirse a la fiesta: empieza a desaguar por la fregadera mientras tú estabas limpiando los platos y demás. Te das cuenta de que como no elimines rápidamente todo el agua que está saliendo, terminará por inundar toda la cocina. Otra vez, a achicar agua con el mismo cazo y un cubo que permite eliminarla en el baño donde sí funcionan las cañerías.

“Un desatascador fuerte, bien fuerte, nos solucionará el problema”, piensas. Y, después de leer la letra diminuta del envase y seguir a rajatabla las instrucciones, todo sigue igual. Acabas llamando al seguro de la casa que te enviará un fontanero el lunes.

Pasas el fin de semana fregando todo en la bañera (por cierto, ¡bendita bañera!). Ahí, de rodillas ante la pila de platos, cubiertos y cazuelas, piensas en que en ese mismo momento hay mucha gente en el mundo que está en la misma postura, fregando, limpiando, cocinando… viviendo. Y mucha más gente que ni siquiera tiene esa bañera con agua corriente (¡caliente y fría!), que tienen que ir a por agua al río o a la fuente más cercana. Gente que achica agua en su casa un día sí y otro también cuando llegan las lluvias. Gente que achica agua en unas endebles embarcaciones donde se juegan la vida. Y tu atasco te parece menos grave, realmente nada grave, una absoluta nimiedad.

Ese atasco te acerca también a las generaciones anteriores que han vivido sin ninguna de las comodidades que ahora te acompañan y te parecen elementales: sin lavavajillas, sin lavadora, sin cocina eléctrica, sin calefacción, sin pañales desechables…, y con familias muy muy numerosas que atender.

“¿Se trata de algo urgente?”, preguntan en el Seguro. “No, no es urgente”.

 

 

madi-robson-113924

Fotografía: Madi Robson

Publicado en la prensa en noviembre de 2016

http://m.noticiasdenavarra.com/2016/11/19/opinion/cartas-al-director/un-atasco-urgente

 

Si te ha gustado lo que has visto o leído en esta entrada, si te ha animado a reflexionar sobre algo, si te ha recordado algo de tu vida, si te ha provocado una emoción… o simplemente te ha entretenido, puedes darle a “me gusta” o puedes escribir un comentario que hace mucha ilusión recibir. También puedes invitar a tus amigos, a tus amigas, a tus familiares… a seguir este blog si crees que les puede gustar. ¡Muchas gracias por estar ahí!

Un comentario

  1. Tantas veces decimos eso de… “Lo urgente tapa lo importante”, que nos lo hemos llegado a creer. Sólo que nuestras urgencias deberían estar en revisión permanente

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s