Te estamos esperando


Photo by Seth Doyle on Unsplash
Texto: Susana Aragón Fernández

Querid@ amig@: no sé si nos conocemos de algo. Igual si estuviéramos viéndonos diríamos ¿de qué te conozco? Y nos daríamos pistas sobre nuestros barrios, nuestros recorridos laborales, nuestras aficiones… El caso es que tu cara no me es desconocida. Hoy te ha tocado estar ahí, en el hospital y a mí me toca acordarme de ti y contarte cómo sigue la vida en este tiempo de confinamiento que nos ha llegado. ¿Te das cuenta de que si nos hubieran hablado de esto hace unos meses habríamos pensado que era ciencia ficción? Todo el planeta afectado por lo mismo, todos espantados, heridos, aterrorizados… los colegios cerrados, los bares, las tiendas, las fábricas, los restaurantes… las calles vacías. Tantas personas, como tú ahora, sufriendo en los hospitales o en las casas, encerrados en una habitación para no contagiar al resto de la familia.

Es tiempo de mucho dolor, amig@, pero también de mucha esperanza. Tranquiliza saber que a tu alrededor revolotean esos “ángeles” con batas blancas y ahora con mascarillas tapando sus encantadoras sonrisas. Tranquiliza su cariño, su entrega, su voz leyendo estas líneas y su sola presencia ahí contigo. Tranquiliza saber cuánta gente está luchando por el bienestar de los demás. Tranquiliza saber que estamos empeñados en sacar la mejor versión de nosotros mismos. Es verdad que hasta ahora hemos podido ser tacaños, escatimando el tiempo para los demás, incluso para nuestros seres más cercanos. Es verdad que hemos podido estar irascibles en la vida, quejicosos… muchas veces insoportables. Es verdad que nos hemos visto atrapados por nuestros juguetitos electrónicos y no hemos levantado la vista de las pantallas que nos entretienen. Ahora, en este encierro, tenemos el reto de ir más allá y entrenar la paciencia, la alegría y dejar de mirarnos al ombligo para mirarte a ti, mirar a quienes estáis ingresados en hospitales, mirar a los que están viviendo estos tiempos en soledad… y pensar qué puedo hacer, cuál puede ser mi granito de arena en esta situación, para hacerlo. Y lo que no está en nuestras manos, yo lo que hago es dejarlo en manos de Dios.

Quiero decirte que te estamos esperando, para volver a coincidir en nuestras calles. ¿Sabes? Con la llegada de la primavera todo se está poniendo muy bonito, la verdad. Desde la ventana podemos ver los árboles llenándose de hojas y acicalándose para encontrarse contigo un día de estos. Y, desde que en las calles reina el silencio porque hemos dejado nuestros coches aparcados y sólo salimos para las compras imprescindibles, los pájaros están felices y no hacen más que pedir que vuelvas: dicen que tienen un repertorio renovado para ti.  Pájaros, árboles y todos nosotros… ¡Te estamos esperando! ¡Ánimo!

La preciosa voz de nuestra amiga Merche A. nos acompaña a coger el sueño con estas dos nanas:

A la nanita nana, MERCHE A.M.
Haurtxo polita, MERCHE A.M.
Lucía Gil “Volveremos a brindar”

¡Mucho ánimo y mis mejores deseos para todos en estos tiempos difíciles!

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s