¡¡Te está engañando!!

Caperucita Roja y el lobo Puzzle

Fotografía: casadelpuzzle.com

Texto: Susana Aragón Fernández

De pequeño, cuando escuchabas el cuento de Caperucita Roja, en el momento en que la niña llegaba a casa de su abuelita y se encontraba con el lobo en la cama, vestido con el camisón, las gafas y el gorro de dormir de la abuelita, te alterabas muchísimo.

Caperucita, todo ingenuidad, se acercaba a ese lobo intruso, lleno de malas intenciones, con sus pelos negros asomando por el borde del gorro de dormir y no podías resistirlo: te ponías a gritar como para avisarle a la niña “¡te está engañando!”, “¡te está engañando!”, como si desde el otro lado del cuento pudieras apoyar a la niña y evitarle el susto y un final indeseable. Yo quería seguir con el diálogo del cuento “¡Pero qué ojos tan grandes tienes, abuela!… Son para verte mejor. ¡Pero que orejas tan grandes!…”. Pero no había forma porque tú gritabas apasionado: “¡Te está engañando! ¡Te está engañando! ¡Te está engañando!”

Después de Caperucita Roja llegaron muchos más cuentos, historias, pequeñas y grandes novelas hasta que llegó la era tecnológica. Van desapareciendo los libros de tu vida y van siendo sustituidos por pantallas. Incluso en clase ya no tenéis libros. Todo cabe en ese pequeño ordenador. Un ordenador todo- incluido con el que estudias, con el que te asomas al mundo, con el que te relacionas con tus amigos e incluso con desconocidos con quienes juegas virtualmente.

En muy poco tiempo, desaparecen los libros de nuestras vidas. Desaparecen las librerías. Desaparecen los Cds y desaparecen las tiendas de discos. Desaparecen los cines del centro de la ciudad: los últimos en desaparecer los Cines Olite y los Cines Carlos III.

Cariño, creo que se está imponiendo un criterio: la COMODIDAD. Algo es bueno si es cómodo. Así, todo lo deseable está al alcance de la mano sin que haya que hacerse el mínimo esfuerzo por conseguirlo. Canciones, películas, sofá, comodidad, videojuegos… Se acabó el frío, la lluvia, el aburrimiento, el vagar por las calles pensando en algún plan.

¿Sabes? También creo que del brazo de la comodidad camina el otro criterio imperante: lo RACIONAL (también llamado, Lo Científicamente Demostrable). Ahí van, como una pareja orgullosa de sí, paseando y pavoneándose por la avenida, Don Racional y Doña Comodidad, despreciando a otros que caminan de otra manera: la Filosofía, el Arte, la Poesía… La pareja desprecia todo lo que no se pueda reducir a una fórmula matemática y se jacta de estar en posesión de la verdad.

Pero, no creas, fíjate que cuando se quedan solos, cada uno en su  mundo, sienten una punzada de vacío. Envidian la alegría de quienes ríen jugando con las palabras y el placer de quien disfruta con sólo apreciar el olor de la tierra mojada por las orillas del Arga. Añoran algo, no saben qué, escuchando ese sonido de violonchelo mientras el sol se va perdiendo por el Cabezón de Echauri. Desearían detenerse en la calle y disfrutar de un encuentro casual con alguien querido. Desearían detenerse y retener en su corazón esa luz tostada entre las nubes, esa luz que lucha por vencer a la tormenta y que termina en un arco iris. Quisieran regalar una sonrisa, una canción, vivir la complicidad, apreciar lo pequeño… pero no acaban de permitírselo porque han sido nombrados grandes señores: Doña Comodidad y Don Racional.

Cuando te los encuentres, aunque te parezcan importantes, los más importantes, aunque se muestren orgullosos de sí mismos… que no te engañen. Son simplemente dos más de todos los criterios posibles. Te aviso como tú avisabas a Caperucita.

9155046129_9d50099c2e_z

Fotografía: flickr.com/photos/plsansa/9155046129

Después de leer esta entrada… ¿quieres compartir alguna reflexión o algo que has vivido y que esta entrada te ha recordado? Puedes hacerlo escribiendo algún comentario. ¿Qué te parecen los dos criterios que comento, la Comodidad y lo Racional o lo Científicamente Demostrable? ¿Qué cosas de la vida crees que le dan chispa, color y sentido? Si piensas en alguien a quien crees puede gustar esta entrada, puedes enviarle enlace invitándole a visitar o seguir el blog. ¡Gracias por estar ahí!

 

 

 

 

2 comentarios

Responder a Anónimo Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s