Resucitar o la manta de patchwork

kit-manta-apache-patchwork

Fotografía: https://www.telasdeluna.com/regalos/4368-kit-manta-apache-patchwork.html

Texto: Susana Aragón Fernández

Como Jesús, yo también quiero resucitar

Quiero mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Quiero llegar a tomar distancia de lo que en un tiempo era motivo para el odio

Quiero curarme del odio

Quiero abandonar el reproche, todos los reproches

Quiero ser consciente de que mi felicidad no es asunto que dependa de los demás

Quiero liberarme de culpar a nadie de mis disgustos, de mis limitaciones, de los obstáculos que encuentro para cumplir mis sueños, mis deseos

 

Imagino que resucitar es…

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Liberarse del rencor

Mirar a cualquier persona y ver en ella a un hermano, a una hermana

Mirar con compasión a quien hizo o te hizo un gran daño porque distingues en sus ojos el mal que le corroe y que le destruye y quieres también su liberación.

Trasladar esa compasión con el calor de tus manos, con tus ojos libres de juicio.

 

Como Jesús, me gustaría resucitar y…

Mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

No dar nada por supuesto y mirar todo como un regalo.

Mirar lo que hoy tengo en la mesa para comer y sentir agradecimiento.

Mirar a quien tengo a mi lado, a mis hijos, a mis hermanos, mis amigos, con ojos asombrados

Mirarlos en todo momento como si presenciara un milagro, el milagro de su sola presencia, el milagro de su vida

 

Resucitar quizá sea…

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Saber que hoy tienes salud y quizá mañana no

Ver que hoy tienes una familia y quizá mañana no

Trabajar cada día poniendo lo mejor de ti

Creer que poco a poco el mundo puede ser mejor y ponerte a ello

 

Como Jesús, sería bonito resucitar y…

Mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Creer que con lo tuyo y con lo mío el color de la amistad se intensifica,

Creer que con lo tuyo y con lo mío la tonalidad de la música se enriquece

Salir de la improcedencia de sentirse inferior

Ver la ridiculez de la soberbia, del orgullo y de sentirse superior

Sentir la libertad de ser, por fin.

 

Seguramente resucitar es…

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Atreverse a disfrutar de lo que tienes, dejando de lado las carencias, haciéndoles perder protagonismo en tu vida.

Sentir, vivir la libertad

Romper las barreras, eliminar las fronteras

Tener el alma fortalecida

 

Como Jesús, yo también quiero resucitar

Quiero mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Quiero abrir los ojos y tener la mirada limpia

Quiero tener el corazón caliente, manos que dan calor

Quiero ser esos brazos que abrazan

Quiero ser las risas sueltas, libres

 

Puede que resucitar sea….

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

La soledad asumida y compañera

El silencio que descansa y alimenta

La oración continua y cotidiana: oración cocinando, charlando, limpiando, paseando…

El corazón que late añorando el amor

 

Quisiera resucitar, como Jesús

Quisiera mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Quisiera ser las flores azuladas a los lados del camino

Quisiera vivir como las aves que sobrevuelan ligeras sobre mi cabeza

Quisiera sonar como el canto del agua del río pasando alegre bajo los ojos del puente

Y que mi piel se renueve como los brotes de las plantas en la primavera

 

Quien resucita seguramente podrá…

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Llegar a perdonar los golpes y los desprecios.

Mirar más allá del dolor y de la risa

Tener el alma abierta

Comprobar cómo el miedo va empequeñeciéndose

 

Tengo ganas de resucitar, como Jesús

Mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Vivir sin que nada me escandalice

Seguir adelante sin que la torpeza humana me incomode

Saber que sólo me alarma la injusticia

Reconocer que sólo me quita la paz el dolor de los pequeños

 

Puede que resucitar sea

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Saber que la sorpresa y el milagro te acompañan

Abrazar la risa y las lágrimas

Bailar sin pensar en nada más que en la música que te hace girar

 

Siento que resucitar es…

Mirar a quien ha resucitado y dejarme contagiar de su resurrección

Llenar de besos el cuerpo del amado y derramar el perfume delicioso en sus pies para después secarlos con los propios cabellos

Recordar aquella mirada dulce en la estación de trenes y entenderla después de muchos años como la mirada que inició mi curación, mi resurrección

 

Me estoy imaginando que resucitar es…

Mirar a quien ha resucitado y dejarse contagiar de su resurrección

Remendar los jirones de tu alma

Coser tus pequeñeces, tus tropiezos y equivocaciones

Crear con todo ello una manta colorida de pachwork

Ser esa manta colorida con todo lo tuyo cosido y remendado

Querer cada trozo de esa manta, por muy raído que esté

Hacer de ti algo cálido y colorido que alegra y da calor a quien está cerca

 

¡Ojalá resucite, como Jesús!

¡Ojalá pueda mirar a quien ha resucitado y me deje contagiar de su resurrección!

¡Ojalá se derrita la coraza de hielo de mi corazón, los restos de hielo de mi cuerpo, de mi piel!

¡Ojalá empiece a respirar con respiración profunda!

¡Ojalá viva con los ojos maravillados!

¡Ojalá note que el cuerpo se me ensancha viendo el mar!

¡Ojalá que mi piel brille contemplando los campos verdes de cereales!

¡Ojalá me acompañen los atardeceres de fuego encendiendo el horizonte!

Si te ha gustado lo que has visto o leído en esta entrada, si te ha animado a reflexionar sobre algo, si te ha recordado algo de tu vida, si te ha provocado una emoción… o simplemente te ha entretenido, puedes darle a “me gusta” o puedes escribir un comentario que hace mucha ilusión recibir. También puedes invitar a tus amigos, a tus amigas, a tus familiares… a seguir este blog si crees que les puede gustar. ¡Muchas gracias por estar ahí!

 

 

2 comentarios

  1. Ojalá fuéramos capaces. … somos tan poca cosa….tenemos tanto para remendar… pero es un acto de humildad intentar hacerlo, no hay que dejar que nos dominen las emociones negativas, siempre adelante y a mejor , a mejor….
    Como siempre , me.llegas al corazón.

    Me gusta

    • ¡Gracias por tu comentario, Ángela! Como dices… tan poca cosa… que no todo está en nuestras manos. No nos queda otra que aceptarlo y pedir,. Algunos pedimos a Dios, otros piden a la Vida, otros a la Fuente, a la Naturaleza… da igual. Pedir es el primer paso para empezar a remendar. Un gran abrazo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s