Si me caigo, me levanto

Gateando Foto Susana Aragón Fernández

Fotografía 1, 2 y texto: Susana Aragón Fernández

Se acabó esa relación con la que estabas tan ilusionada. Habías llegado a soñar con que uniríais vuestras vidas, incluso te habías llegado a imaginar de viejecitos, riñéndoos mutuamente uno a otro de esa forma que se riñen los que llevan mucho tiempo juntos y que se llaman la atención “porque te has vuelto a dejar las gafas en la butaca y no las he aplastado de milagro”, “porque has comido más de la cuenta y luego te quejarás de la mala digestión”… te habías imaginado compartiendo muchas situaciones… incluso ésa de poder estar juntos en silencio sin necesidad de decir nada.

De un plumazo, todo eso desapareció, como si alguien hubiera tirado de la cadena de una cisterna gigante y en un remolino se precipitaran todos los besos, vuestro primer baile, aquel baile en ese bar de la calle San Nicolás, aquella cena tan especial, las flores que te mandó por tu cumpleaños, las tardes de cine en los cines del centro que no hace mucho cerraron… ¡Zas! ¡Se acabó! La tromba de agua de los acontecimientos arrastra todo, todo lo bueno y lo malo, todo, absolutamente todo y deja tras de sí un paisaje desolado: el VACÍO. Y el vacío trae la duda sobre ti misma, sobre tu valía, la duda y el miedo.

Tu caminar es inseguro, flojo, sin fuerza. Y te das cuenta de que en tus ojos hay miedo, en tus entrañas hay un tembleque que te hace vivir respirando aceleradamente, tus pasos van con el vértigo de quien camina por la cuerda que comunica dos puntos del precipicio. Tienes miedo de volver a entusiasmarte, miedo de permitirte desear profundamente, miedo de la soledad, miedo del frío y de volver a sentir tanto dolor.

El amanecer Foto Susana Aragón Fernández

Hoy el amanecer llega cargado de belleza. Su mezcla de colores es como un pellizco amable que te saca por un momento de tu tristeza, de tu malestar. Contemplas ese maravilloso momento en silencio. Y sin darte cuenta, has empezado a coger aire con fuerza, como si quisieras respirar esos colores, tragártelos de una bocanada, como si ese amanecer pudiera formar parte de ti mezclado con el aire que respiras. Estás respirando profundamente, sin habértelo propuesto y una brasa en tu interior parece despertar tímidamente, como diciendo “hay vida más allá de las desgracias”.  Estás así un tiempo, no sabes cuánto. Hacía tiempo que no sentías ese calor por todo tu cuerpo. Ese calor es un signo de esperanza. Sientes ese momento como un regalo. Sientes que es un regalo de Dios, ese Dios al que hace mucho que no escuchas ni tienes presente en tu vida… y te mantienes ahí en silencio. Si me caigo me levantoY para completar todo, suena el sonido de un mensaje de wasap en el móvil: es tu hermana que te manda ánimos. No importa los kilómetros que os separen: ella sabe cómo te sientes y sabe cómo traerte a ti misma. Así dice: “Si me caigo me levanto….. simplemente porque mis sueños son más grandes que mis miedos”. Sonríes y ya sabes que este mensaje, unido al amanecer, también forma parte del regalo. “Si me caigo, me levanto” es el mantra que ahora te acompaña.

(¿Cómo sería “Si me caigo, me levanto” en otros idiomas? Ayúdame a expresarlo en más idiomas y a escribir bien las siguientes expresiones (realizadas con la ayuda del traductor de google)

si je tombe je me relève (Francés)

se eu cair eu me levanto (Portugués)

if I fall I will get back up (Inglés)

se cado mi alzo (Italiano)

αν πέσω εγώ σηκωθώ (Griego)

если я упаду, я встаю   (Ruso)

إذا كنت تقع أستيقظ (Árabe)

jos pudotan nousen  (Finlandés)

Hvis jeg faller, står jeg opp  (Noruego)

אם אני נופל אני קם  (Hebreo)

если я упаду, я встаю   (Ruso)

如果我跌倒我起床 (Chino)

αν πέσω εγώ σηκωθώ (Griego)

Si te ha gustado lo que has visto o leído en esta entrada, si te ha animado a reflexionar sobre algo, si te ha recordado algo de tu vida, si te ha provocado una emoción… o simplemente te ha entretenido, puedes darle a “me gusta” o puedes escribir un comentario que hace mucha ilusión recibir. También puedes invitar a tus amigos, a tus amigas, a tus familiares… a seguir este blog si crees que les puede gustar. ¡Muchas gracias por estar ahí!

 

 

4 comentarios

  1. Hola susana!
    Muy chulo! 🙂 pero espero que no sea 100% autobiográfico!

    Creo que en francés la expresión es “si je tombe je me relève”, ya que se relever es “volverse a levantar”, si no suena más à “levantarse de la cama”
    En inglés creo que pasa lo mismo, Google propone:” if I fall, I will get back up”

    Besos!

    Me gusta

    • ¡Gracias, Malán! Creo que todos tenemos historias de caídas, errores, equivocaciones, momentos en que las cosas no nos salen como hubiéramos deseado, desilusiones, disgustos… Así que también podemos decir eso de “Si me caigo, me vuelvo a levantar”. Gracias por las sugerencias para la expresión en francés e inglés. Mis mejores deseos en esta nueva etapa que se te presenta. Un gran abrazo.

      Me gusta

  2. Gracias Susana por tanta sensibilidad y por comunicarnos tanta vida. Si, la vida siempre empuja hacia delante. Forma parte de su misterio. Si caemos, algo impulsa para que nos levantemos. Siempre nuevas oportunidades, nuevas personas, nuevos sueños, nuevos atardeceres y amaneceres… Siempre vida nueva a pesar del dolor. Quizás el silencio es la mejor expresión ante eso que no comprendemos pero que intuimos preñado de sentido y de vida.Un abrazo agradecido

    Me gusta

Responder a mirandodesdelpuente Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s